Prótesis Oculares
El Proyecto "Eyeborg"

El campo de las prótesis oculares ha evolucionado tecnológicamente en los últimos años. Actualmente existen investigaciones y desarrollos que hacen posible alcanzar resultados hasta ahora inimaginables. Un ejemplo de estos avances es "El Proyecto Eyeborg".

La intención del proyecto EYEBORG es colocar una microcámara dentro de la prótesis ocular y emitir las imágenes percibidas a una pantalla portátil permitiendo registrar todo lo "visto" en el día. (Foto 1)

Proyecto Eyeborg

Foto 1

La idea surgió del cineasta canadiense Rob Spence, quien perdió su ojo derecho a los 9 años en un accidente con armas de fuego. Actualmente trabaja en este proyecto en conjunto con un equipo formado por Kosta Grammatis un destacado ingeniero, Martin Ling desarrollador de sensores en miniatura y el ocularista Phil Bowen. Este proyecto combina la ingeniería biomédica con el arte para cumplir el objetivo de colocar una cámara de video y sus componentes complementarios dentro de una prótesis ocular.

Este objetivo implica un altísimo desafío a la tecnología de miniatura. La mayor limitación es el espacio disponible en la prótesis ocular que debe utilizar Rob Spence. Las dimensiones son: 9 milímetros de profundidad, 30 milímetros de ancho y 28 milímetros de alto. Nótese que el tamaño de la prótesis es mayor al de una prótesis ocular convencional, esto se debe a que el paciente no tiene colocado un implante ocular, obteniéndose así mayor espacio para colocar una prótesis de mayor tamaño.

El espacio remanente disponible para colocar una cámara dentro de la prótesis ocular es de 8 milímetros cuadrados, por este motivo se utiliza la cámara más pequeña del mundo de 1,5 milímetros cuadrados. El problema es que además del lente de la cámara es necesario colocar una fuente de energía (se eligió polímero de litio), un procesador de imágenes y un transmisor Wi-Fi.

El desarrollo del prototipo de este proyecto fue un gran desafío (ver fotos 2 y 3). El ocularista Phil Bowen debió rediseñar la prótesis ocular tradicional de solo una pieza, y elaborar una prótesis de dos partes para que pueda contener la cámara, el transmisor y el sistema de batería; y además debiendo mantener estos componentes totalmente secos en todo momento. Uno de los mayores problemas es el peso, lo cual afecta la retención en la cavidad ocular, y trae problemas en el estética final. Actualmente, quién escribe este artículo, comparte un foro de ocularistas, con el objetivo de intercambiar ideas para mejorar la prótesis ocular contenedora del proyecto Eyeborg.

Proyecto Eyeborg

Foto 2

Proyecto Eyeborg

Foto 3

Los muy positivos avances tecnológicos mencionados son asombrosos, pero no podemos dejar de tener en cuenta la vulneración de la intimidad de quienes son grabados sin saberlo. Las implicancias de la "sociedad de la vigilancia" o sociedad panóptica descripta por Foucault en su recordado libro "Vigilar y castigar, 1980" nos hace prender una alerta. El creador Rob Spence asegura que uno de los objetivos de este proyecto es ayudar a tomar conciencia de esta "sociedad de la vigilancia", aunque justamente este desarrollo vaya en la dirección opuesta. Las consideraciones éticas y morales son muchas y todavía irresueltas.

El horizonte de este proyecto es muy amplio y es difícil imaginar como evolucionará en el futuro, ya existen otros proyectos similares como el de la artista Tanya Marie Vlach y probablemente se multipliquen los usuarios y su utilización cuando la tecnología esté disponible masivamente.

Por otro lado este desarrollo puede ser el comienzo de futuros avances que permitan conectar de alguna manera estas imágenes con el cerebro para ayudar a pacientes no videntes. En este campo está todo por hacerse.